Su localización y sus condiciones naturales, desde siempre, han sido razón para la  fijación de las poblaciones, en esta región, encontrándose vestigios de ocupación desde la Prehistoria en varios lugares del município.

Originalmente, un poblado precelta, fue romanizado desde el siglo XVI a.C. hasta el siglo V d.C. Durante el periodo romano se convirtió en la principal ciudad romana en la costa oeste, al sur del río Tajo. En Miróbriga existió un foro con sus templos, imponentes termas y a 1 km el único hipódromo romano conocido en Portugal. Incluso hoy en día, el sitio arqueológico de Miróbriga, además de ser uno de los puntos de interés turístico más importantes en esta región, es un excelente ejemplo de una ciudad romana, volviéndose un punto de visita obligatorio.

Habrá sido cerca del siglo VIII, después de la caída de Miróbriga, que los Musulmanes llegaron al territorio, construyendo el castillo en la colina delante de la ciudad romana; se cree que el nombre Kasem estará vinculado a la tribu que dominó la región: los “Ben Kassim“.

La ocupación Islámica duró hasta el siglo XII y Santiago fue el escenario de muchos enfrentamientos durante la Reconquista, cambiando de manos muchas veces, hasta que, en 1217, regresó definitivamente a la posesión de los cristianos, habiendo el Rey D. Afonso II confirmado la donación de su padre a la Orden de Santiago de la Espada.

El burgo medieval de Sant’Iago de Kassem fue de gran importancia en el siglo XIII, con dirigentes políticos y administrativos de primera categoría y fue considerado oficialmente municipio en 1186. Entre 1315 y 1336, donado por el Rey  D. Dinis, el pueblo y el castillo pasaron a pertenecer a la princesa D.ª Vetácia Lascaris, princesa bizantina, da de cfompañia y amiga de la reina Santa Isabel, y que residió aquí, dejando algunas piezas únicas, como el bajorrelieve de “Santiago Luchando Contra los Musulmanes”, obra maestra de la escultura medieval y reliquia del Santo Lenho (legnum crucis).

Regresó a la Orden de Santiago trás la muerte de su dueña y el primer Comendador del pueblo por la Orden fue Carlos Pessanha. En 1383-85, Sant’Iago de Kassem gana importancia a través del Mestre de Aviz.

Santiago do Cacém se convirtió en sede del municipio en 1512, fecha en que fue otorgada por D. Manuel I la carta puebla. En 1594, el pueblo y el castillo fueron donados por D. Felipe II a los Duques de Aveiro. En 1759, pasó a manos de la Corona y, en 1832, definitivamente a manos del Estado.

Después de la notable expansión urbana que ocurrió en el siglo XVI, el municipio se afirmó de manera relevante en la región durante las invasiones francesas, intentando concentrar en la zona de Melides/Comporta/Alcácer, considerada un punto estratégico de defensa de la región del Alentejo, el mayor número posible de hombres armados; había algunas personas vinculadas a la Casa de Santiago desempeñando un rol crucial en esta resistencia, en particular José Máximo Coelho Falcão, cuyo retrato aún está en casa y Carlos José Luzeiro de Reboredo, 5º abuelo de los actuales propietarios.

Toda esta región es esencialmente agrícola, con una gran variedad de paisajes y culturas casi única en el país, produciendo cereales, fruta, corcho y ganado.

Hoy en día, estamos presenciando una creciente demanda turística, en un municipio que combina la cercanía a la playa, las más cercanas están a 10 minutos aproximadamente y a 15 minutos de Melides y cerca de 30 minutos de las playas de Comporta, con un paisaje de gran variedad y belleza paisajística.

En Santiago do Cacém y sus alrededores encontramos lugares perfectos para la práctica del surf, del buceo, del senderismo, paseos en bici, paseos a caballo, motocross, la caza y la pesca, además de encontrar excelentes productores de frutas y dulces tradicionales, artesanías, restaurantes y monumentos que merecen una visita más atenta.

Eventos

progamas culturales y eventos durarente vuestra visita

Contáctenos

Gracias por su contacto. Responderemos así que sea posible.