LA HABITACÓN DEL CASTILLO

Dos ventanas permiten una vista estupenda al Castillo y a la iglesia,
al jardín de arriba y a la piscina.
Tiene dos camas gemelas y un espacio de vida muy grande
y también un cuarto de baño privado, con vista a la Sierra de Arrábida.